Noticias más Antiguas

Idiomas / Languages

Biografia de Mons. Victor Masalles

  • PDF

c_200_147_16777215_0___images_stories_victor_masalles.jpg

Nació el 29 de junio del 1961, es hijo de David Masalles Lafulla y Regina Pere de Masalles. Su padre, químico de profesión, vino a República Dominicana para trabajar en el Politécnico Loyola de San Cristóbal. Con los años inició su colaboración con el Movimiento 14 de junio, lo que ocasionó que fuera expulsado del país por la tiranía de Trujillo, otorgándole un plazo de apenas 24 horas para marcharse con su esposa embarazada, y su hijo mayor Jordi. Este súbito cambio de planes en la vida de la familia Masalles Pere ocasionó que su segundo hijo, Víctor Emilio, naciera en Barcelona, en lugar de la tierra dominicana a la que pronto regresarían.

En febrero del 1965 don David retorna con su esposa y sus hijos Jordi, Víctor y Gina de manera permanente al país que tanto amaba, a raíz de la invitación de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, con el fin de que fundara el departamento de Química en la UASD y en otras universidades nacionales. Don David Masalles es reconocido en nuestro país como “padre de la Química dominicana” y hoy en día, una calle de la ciudad de Santo Domingo lleva su nombre en honor a su labor por la sociedad.

La niñez y juventud de Víctor Emilio transcurrieron en medio de estudios y deportes, especialmente la natación, representando al país a nivel internacional en esa disciplina. Realizó sus estudios superiores en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, obteniendo en el año 1984 su título como Licenciado en Economía. Desde que era estudiante estuvo insertado exitosamente en el mercado laboral dominicano.

En medio de sus estudios y su carrera deportiva, su salud se vio afectada cuando sufre una grave hemorragia por la que tuvo que recibir transfusión de 27 pintas de sangre en apenas 7 días, del 21 al 27 de abril de 1983. El episodio amenazó con quitarle la vida. En este momento, Dios interviene de una manera extraordinaria en su historia y, por medio de la oración de hermanos de la Renovación Carismática Católica, la hemorragia se detiene milagrosamente. A partir de ahí quedó marcado de manera particular por la belleza y la grandeza del Señor y de su Iglesia.

En enero del 1985 recibe una dramática llamada de Dios para entrar al sacerdocio. En ese momento, el joven Víctor, con 23 años de edad, tras una breve pero exitosa trayectoria profesional y grandes proyecciones de crecimiento en la empresa multinacional para la cual laboraba, decide dar el paso, y en agosto de ese mismo año ingresa al Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino, para realizar los estudios de Filosofía y Teología.

Cursando el tercer año de Teología, consciente de que sería un sacerdote hemofílico durante toda su vida, viene una nueva intervención divina y, a raíz de la oración de un sacerdote, se produce un nuevo milagro quedando totalmente sano de esta enfermedad incurable que lo constituye como el único ex hemofílico hasta ahora conocido.

Luego de seis arduos años de estudio, fue ordenado sacerdote para la Arquidiócesis de Santo Domingo el día 7 de julio del 1991. Fue designado canciller del Arzobispado de Santo Domingo y párroco de la parroquia Santa Clara de Asís, en el barrio de Capotillo, en donde ya había estado sirviendo como diácono un año antes. Ambas funciones las realizó hasta que en 1994 fue enviado a Roma para realizar estudios.

Finaliza su primera maestría en Teología Espiritual en el Pontificio Instituto Teresianum en el 1996. Después, en 1998, completa los estudios de su segunda maestría en Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma. Finalmente, concluye con el doctorado en Teología Bíblica en el año 2001 con rendimiento académico “Summa Cum Laude”, publicando en ese mismo año su tesis doctoral titulada “La Profecía en la Asamblea Cristiana. Análisis retórico-literario de 1 Cor 14,1-25”.

Luego de finalizados sus estudios en el 2001 en Roma regresa a la República Dominicana, donde asume la dirección espiritual en el Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino. En el 2002 es nombrado Rector del Seminario, cargo que ocupare hasta el año 2006. También dentro de ese período fue Vicario del Clero. Ha sido catedrático de Estudios Paulinos, Proféticos, Espiritualidad Bíblica, y Retórica en el Seminario y en diversos centros e instituciones formativas.

A partir del año 2006 fue designado párroco de las parroquias San José de Calasanz y San Juan XXIII, en la ciudad de Santo Domingo, donde se ha dedicado intensamente a la promoción humana y a la acción apostólica y evangelizadora. Al año siguiente fue nombrado Vicario de Administración de la Arquidiócesis de Santo Domingo, labor que desempeñó hasta el año 2013. Además de su trabajo pastoral, ha servido a la Iglesia como asesor de movimientos, miembro de la Comisión de Ética de Investigaciones de centros de salud, entre otros.

El 8 de mayo del año 2010 fue nombrado Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo por el papa Benedicto XVI. Recibió su consagración episcopal el día 29 de junio del 2010 en la Catedral Primada de América en la ciudad de Santo Domingo.

Desde finales de 2011 hasta el momento de su nombramiento, como Obispo Titular de Baní, presidió el Consejo de Televida, el Canal Católico de la Familia, en la cual desarrolló una extraordinaria gestión administrativa y una transformación de su propuesta de contenidos.

Además de su gran labor al frente de Televida, dentro de sus muchos aportes pastorales, cabe resaltar su rol de formador de laicos a través de su ministerio de formación “Palabra & Vida” y “Cerca de Ti” en Televisión y Radio; su capacidad e interés activo en suscitar el diálogo interreligioso; la articulación de numerosas iniciativas de sociedad civil a favor de la Vida y la Familia; su impulso a la Pascua Familiar llamada “Yo Me Quedo” y el desarrollo de eventos a beneficio de obras evangelizadoras entre los que se destaca el Maratón Acuático Brazadas por Valores.

Su Santidad el Papa Francisco lo nombra Obispo Titular de la Diócesis de Baní el 14 de diciembre de 2016 y toma posesión canónica de su diócesis el 11 de febrero de 2017, Fiesta de Nuestra Señora de Lourdes.