Idiomas / Languages

Asamblea Plenaria

  • PDF

(De los Estatutos de la Conferencia del  Episcopado Dominicano, 2008)

Art. 4.-  Son miembros de la CED los Obispos diocesanos y quienes se les equiparan en el derecho, así como los Obispos coadjutores, auxiliares y los demás Obispos titulares que desempeñan una función especial para todo el país o una región determinada, encomendada por la Santa Sede o por la Conferencia del Episcopado Dominicano.

Art. 5.-  Los Obispos diocesanos, los que se les equiparan en el derecho y los Obispos coadjutores tienen de propio derecho voto deliberativo.  Los Obispos auxiliares, y los demás  Obispos  titulares,  que  desempeñan  una función especial para todo el país o una región determinada, encomendada por la Santa Sede o por la Conferencia tienen, por determinación de la Conferencia, voto deliberativo siempre que no se trate de confeccionar o modificar los Estatutos.  Los Obispos eméritos tienen voto consultivo y se procurará que participen en algunas comisiones de estudio, cuando se traten temas en los cuales ellos sean especialmente competentes.

 


CAPITULO II
LA ASAMBLEA PLENARIA

Art. 8.-  Tienen derecho a participar en las Asambleas Plenaria Ordinarias y Extraordinarias todos los miembros de la Conferencia.

Art. 9.-  El Representante de la Santa Sede será invitado siempre a las Asambleas Plenarias y a las Reuniones Extraordinarias de la CED.

Art. 10.-  A algunas Asambleas y Reuniones podrán ser invitados, en determinados casos, el Presidente de la Conferencia Dominicana de los Religiosos (CONDOR), presbíteros, diáconos, ministros extraordinarios, religiosos y religiosas, laicos y laicas.

Art. 11.-  Todos los miembros de derecho propio deben asistir a las Asambleas Plenarias Ordinarias o Extraordinarias, a no ser que se les presenten inconvenientes graves.  Avisarán con tiempo al Presidente.  En caso de ausencia podrán delegar en otro miembro de la Conferencia o en el Vicario General de la Diócesis, pero sólo para transmitir el pensamiento del delegante sin derecho a votar en su nombre, siempre que se trate de normas vinculantes de carácter legislativo o de declaraciones doctrinales.

Art. 12.-  La Asamblea Plenaria se reúne una vez al año en el mes de julio.  Es convocada al menos con dos meses de anticipación.  Debe ser convocada extraordinariamente, cuando necesidades pastorales así lo exijan a juicio del Presidente, del Consejo Permanente o a petición al menos de una tercera parte de los Miembros de la Conferencia.